Por Edgar Avelar

Con el devenir de los tiempos, durante la Cuaresma y Semana Santa izalqueña, han sobresalido muchos personajes oriundos de esta tierra y que han sido sin duda alguna, Personajes Históricos, quienes con su trabajo y dedicación, consecuentemente se han convertido en protagonistas inolvidables acá en Izalco. Personajes éstos, que en su mayoría nos han dejado físicamente, pero que viven en nuestros corazones; recordados con mucho cariño lógicamente por izalqueños de mediados del siglo XX, quienes tuvieron la dicha de vivir esos tiempos de mejor fervor religioso, en comparación a nuestros días.

Este artículo va dedicado a todos ellos, héroes del Izalco Piadoso, como tributo y reconocimiento a su arte en algunos casos, trabajo en otros, celebridad incuestionable, pero que en definitiva, forman parte de la nómina selecta de Personajes Históricos de nuestra Cuaresma y Semana Santa. Nombrarlos a todos, es tarea difícil, de manera que vamos a limitarnos a citar a aquéllos que tras hacer las investigaciones pertinentes, resultaron ser los más recurrentes y nombrados por quienes vivieron esos tiempos de esplendor cultural en esta tierra. A continuación, nuestros Personajes Históricos que serán nombrados al azar, para evitar tendencias; nuestro reconocimiento para todos ellos.
Presbítero Salvador Castillo Solórzano
(Metapán 15 Ago-1887 / Santa Ana 30 sept-1958)

Se trata sin duda alguna, del líder religioso más querido y recordado por los izalqueños. Desde su llegada a Izalco en 1919, tuvo un protagonismo en la vida religiosa de los pobladores, como ningún otro religioso la ha tenido. "Sacerdote Ejemplar" lo llamaron los de su tiempo; muy activo en todo el quéhacer de su Parroquia de los Dolores; hombre entusiasta y emprendedor que rápidamente se ganó el cariño y confianza del Izalco Piadoso de esa época.

"Semanas Santas como las del Padre Castillo, jamás volverán", nos dicen con nostalgia nuestros entrevistados, tras la interrogante en torno a su papel en la Cuaresma y Semana Santa de antaño. El Padre Castillo, tiene tantos méritos que aún en nuestros días, es sujeto del recuerdo y admiración; destaca entre tantas cosas, ser el Fundador y Primer Presidente, de la Hermandad del Santo Entierro de Cristo.

Todavía se recuerda con tristeza el día de su fallecimiento y multitudinario sepelio; sus restos descansan dentro de la Parroquia de los Dolores, en la Capilla de Jesús de las Once. Un Centro Escolar y el cementerio municipal, llevan dignamente su nombre.
Personaje meritísimo de la Semana Santa izalqueña!!
José Miguel Anaya
Lamentablemente, no se cuenta con información acerca de su nacimiento y defunción.

La Hermandad del Santo Entierro misma, no tiene datos al respecto. A finales del siglo XIX, contacta a un escultor guatemalteco, cuyos datos tampoco están disponibles.

Manda hacer para Izalco, la actual efigie del Señor del Descendimiento -costándole ¢500.00-, haciendo la respectiva donación a la Parroquia de los Dolores, bajo la tutela de la que es hoy, la Hermandad citada.

Documentalmente se señala al 28 de marzo de 1882, cuando el portentoso Cristo llega a Izalco, con gran júbilo traído a pie desde el vecino país.

En sus últimos días de vida, ya muy enfermo, Don Miguel tuvo la dicha de ver al Cristo ya en Izalco; anécdota recogida por los izalqueños:

"..cuando la desempacaron todo mundo quedó asombrado de la perfección de aquella obra de arte y la llevaron hasta el lecho del enfermo, quien con emoción y esfuerzo dijo: ¡Vaya!, así era como me lo había imaginado, así era como lo quería...".

Don Miguel Anaya, es el Personaje Histórico a quien le debemos la tenencia del portentoso Señor del Descendimiento!!
Familia Barrientos -Las Niñas Barrientos-
Prominente familia izalqueña de origen español del Siglo XIX hasta mediados del XX.

Poseedora del inmueble "Casa Barrientos", Monumento Nacional de El Salvador. El mérito de esta familia en torno a la Semana Santa, es haber sido la generosa donante a Izalco de Jesús de las Once y la Virgen Dolorosa, tras condición dada que consistía en que debería construirse una capilla especial para dichas imágenes, dentro de la Parroquia de los Dolores.

"Las Niñas Barrientos", como las recuerda el pueblo, eran muy queridas y respetadas; muy devotas, al punto que mandaron hacer a Guatemala, además de las Imágenes citadas, otras, que de igual forma fueron donadas al pueblo:

"La Virgen Dormida" o Virgen del Tránsito, celebrada el 13 agosto; el "Alma de María", solemnidad para el 8 de diciembre; dos Ángeles y un Crucificado, constituyen la herencia culturo-religiosa de esta familia al Izalco Piadoso. Lo de "niñas", se refiere a que de 14 hijos de la familia, 12 eran mujeres y a excepción de una sola, el resto nunca se casó.

Sin duda alguna, Personajes Históricos que han quedado en la memoria de Izalco.
José Dolores Pinto -El Maestro Pinto-
Conocido por los de su tiempo, como "el maestro Pinto". Apelativo que daba razón a su singular habilidad para trabajar la madera: excelente carpintero; muy buen diseñador; altarero y restaurador de imágenes, que ha dejado en Izalco muchas obras de alta calidad.

Destacaron en la Hermandad de Jesús Nazareno, varios trabajos de su manufactura: 2 Andas para Jesús Nazareno -una para Semana Santa y otra para las Pasadas-, la actual Cruz Procesional de Cuaresma y la readecuación de la efigie de Jesús Nazareno, en cuanto a sus actuales medidas en su estatura.

También rediseñó muy eficazmente, el actual Altar central de la Parroquia Nuestra Señora de la Asunción. Como muy bien lo recuerda su hijo Adolfo: "dibujaba directamente en la madera, sin usar plantillas... cuando uno venía a sentir, ya la madera estaba tallada, nunca aprendí a trabajar con la fineza que él lo hacía.."

No podemos dejar de mencionar, los muchos trabajos que hizo en algunas Cofradías indígenas a mediados del siglo XX, destacando entre todas ellas, el insigne camarín de estilo gótico de la Virgen de los Remedios, que hasta nuestros días, resguarda celosamente a la muy venerada y milagrosa Imagen. Para quienes lo recuerda señalan que hacía un trabajo excepcional Que las maderas trabajadas con las manos de este Personaje Histórico de Izalco, perduren por siempre!!!
Tito Arnoldo Campos
Artesano de primer nivel, destacado en el arte del tallado de la madera. Su legado a Izalco, así como al resto del país, es cuantioso. La Hermandad del Santo Entierro de Cristo, posee una obra excepcional del maestro Campos: se trata del Anda de Jesús de las Once, de 4 metros la primera base de cedro.

Ya con las las palancas de laurel, llega a 6 metros de largo y 3 de ancho. También fue el artífice de la remodelación de la actual Anda de Semana Santa de Jesús Nazareno Hombre entusiasta y sobre todo, muy colaborador con su pueblo.

Prácticamente en las dos Hermandades de Pasión grandes, ha dejado muy gratos recuerdos de su obra. Como muchos recuerdan: "siempre que podía, ayudaba en lo que fuera.. cuando cobraba, en la mayoría de los casos, eran cantidades simbólicas por su trabajo...era muy humilde cuando uno elogiaba su arte... como Tito, no nacerán más en Izalco...", aseveran.

Enseñó a muchos su arte; tras su lamentable deceso, todavía funciona el citado taller. Tito Campos "a secas", Personaje Histórico que difícilmente el Izalco Piadoso ha de olvidar!!!
Ricardo Humberto Solano
Músico y compositor; sobrino de otro insigne músico izalqueño: Don José Solano.

Fue Director de la Banda Regimental del 4º Regimiento de Infantería. Profesor de música y por muchos años, organista de la Parroquia de los Dolores.

Su aporte a la Semana Santa, estriba en ser el autor de varias Marchas Fúnebres, dedicadas a distintas Imágenes de Pasión izalqueñas; cada Semana Santa, suenan las sentidas notas de "Jesús Nazareno", "Descanso Eterno", "Sentencia de Muerte", y sobresale el arreglo "El Faquir" infaltable Viernes Santo cayendo la tarde, entre otras.

Participó en 72 Semana Santas, dirigiendo la Banda de Música Sacra. El Maestro Solano, ha dejado huella profunda en los izalqueños, no sólo en Semana Santa, sino también en distintas actividades de la Iglesia durante el año.

Instruyó a muchos en el arte de la música a nivel nacional; sus condiscípulos lo recuerdan como "un gran maestro, estricto; muy fino y de composición apasionada".

Fue sujeto de varios homenajes a nivel local y nacional, por su aporte al género musical. Es orgullo del Izalco Piadoso. Que su música invada el ambiente de nuestra Cuaresma y Semana Santa por siempre!!

Por último y nada menos importantes, estos dos singulares Personajes Históricos. Don Ángel Celestino Misto Tepata -fotografía izquierda-, conocido por los izalqueños como "fafá", es protagonista en la Cuaresma y Semana Santa izalqueña: es el "tamborilero oficial de Jesús Nazareno".

Se hace presente en todas las actividades oficiales de la Hermandad de Jesús Nazareno -HJN-, y con su típico instrumento, anuncia al pueblo ya sea que El Nazareno está en Velación, o que transita por las calles del Izalco Piadoso.

A "fafá" lo miran los izalqueños, en cualquier actividad de las distintas Cofradías durante el año, donde se requiera la quema de los tradicionales cohetes de vara; es todo un personaje izalqueño.

Por su parte, Don Juan Antonio Tula -fotografía derecha, recordado como "Juan Mica" por los izalqueños-, fue por muchos años, el pitero del Nazareno; tras su deceso, otro singular personaje lo sustituye, quien se ha ganado el cariño del pueblo: Don Roberto Noyola. Sin duda alguna, estos Personajes constituyen parte de la Identidad Cultural muy propia de la Cuaresma y Semana Santa izalqueña!!